martes, 9 de octubre de 2012

MERCADONA VILADECANS TOLERA LA MENDICIDAD

Por si el árido trato de sus cajeras no fuera suficiente, desde un poco antes de los meses veraniegos que se observa en la puerta de entrada del MERCADONA situado en la confluencia de la calle San Juan Mariá Cuchí y la avenida Llorenç Puig Tomás diversas personas efectuando claramente la mendicidad.
08-10-12 

09-10-12 

Es notorio que Mercadona tolera dicho ejercicio pues a pesar de la charla que tuve con la encargada de dicha tienda antes del verano, dicha actividad se continua efectuando libremente y contando además con el apoyo de los clientes del establecimiento que a diario ofrecen dinero y alimentos a dichos personajes.

Por si lo quieren saber, cuando anochece aparece por dicha zona otro personaje que es el que se encarga de recoger las ganancias. Como habrán también observado no siempre está la misma persona en la puerta, habiéndose visto alguna de esas personas efectuando la misma actividad en lugares tan apartados como en algún establecimiento de L'Hospitalet, lugar donde por cierto fueron expulsados inmediatamente.

No quiero especular sobre el origen de estas personas ni el porqué la policía no actua, pero parece evidente que el negocio les debe ir bien, a tenor de que siguen apareciendo día tras día.

En los últimos días también se ha observado como al calor de dicha actividad se dejan caer otros personajes por la zona e incluso en la calle del ayuntamiento. En fin, que ya saben, su Consistorio y Mercadona lo toleran, así que a pedir se ha dicho, que siempre habrá algún alma que se quiera ganar el cielo.
 


domingo, 29 de julio de 2012

SIGUE EL INCIVISMO EN EL PARC DE LA TORREROJA

El incivismo de la gente es de nuevo patente en el Parc de la Torreroja.
Ante la pasividad de la Policía Municipal, los domingueros siguen llegando hasta dentro del Parque de la Torrerojoa y circulando y aparcando sus vehículos en el mismo paseo por donde los ciudadanos caminan con sus hijos con el consiguiente peligro.

Resulta ya cansino tener que denunciar estos comportamientos, pero resulta más cansino ver como la Policia y el Ayuntamiento no toma cartas en este asunto y permite estos comportamientos.

COCHES APARCADOS EN EL PARC TORREROJA 28-7-2012

Es poco útil pedir a los ciudadanos que sean cívicos pues una y otra vez se demuestra que no lo son y una y otra vez se demuestra que la única manera de parar estos comportamientos es con severas multas. Sabemos que el Consistorio no se sonrojará por esta denuncia, ya no lo hizo en el pasado y está claro que no lo hará ahora, pues es más que evidente que para ellos es más fácil no hacer nada que hacerlo. Y más cuando los honrados ciudadanos llamamos a la policía para denunciar y se rien de uno en la cara.

Y ya por seguir con el tema, cabe también decir que al comportamiento incívico de los conductores de 4 ruedas, hay que sumar el de los conductores de 2 ruedas que día tras dia utilizan el paseo peatonal para sus "carreritas" entre la gente y para llegar hasta la mísmisima puerta del centro deportivo.




viernes, 6 de abril de 2012

PROYECTO TECNOLÒGICO DE CIUDADANOS DE VILADECANS

Dos jóvenes emprendedores de Viladecans acaban de lanzar una plataforma web de crowdfunding (recaudación de fondos) que pretende favorecer a miles de personas de todo el mundo en sus objetivos de captar fondos para sus proyectos.

Después de varios meses de esfuerzo personal, los emprendedores Alfredo Fernández y Alfonso López han desarrollado una nueva plataforma de crowdfunding que financiará todo tipo de proyectos creativos a nivel mundial, traspasando todas las barreras sociales, culturales y tecnológicas.

Joinmyproject espera convertirse en referente mundial para todas las personas y empresas que tengan un proyecto creativo y necesiten financiación para poder llevarlo a cabo. Estamos hablando también de aquellos profesionales a quienes va dirigida la plataforma, como artistas, cineastas, músicos, diseñadores, escritores, ilustradores, científicos, ingenieros, programadores, comunidad… Ellos son la principal fuente de inspiración de la plataforma. Los usuarios -todos aquellos que quieran colaborar en un proyecto que les interese y les emocione-, están invitados a aportar su granito de arena y de conocimiento.

Joinmyproject se define como una plataforma intuitiva, multilenguaje, con pasarela de pagos mundial y, próximamente, multidivisa.

El lanzamiento oficial fue el pasado día 2 de abril, y se espera que penetre con total éxito en todo el mercado internacional.


Esta plataforma nace a raíz de la gran demanda entre emprendedores y empresas por adquirir nuevas vías de financiación y para mantener los niveles de competitividad que se exigen actualmente utilizando nuevas tecnologías. Existe un mercado amplísimo que demanda este tipo de plataformas, por las características y beneficios que ofrecen y, por facilitar, en definitiva, la creación de nuevos productos y nuevas empresas.

Para conocer Joinmyproject, bastará con visitar el sitio web y acceder a los proyectos existentes, visitar las FAQ y aprender a crear un proyecto.

Detrás de esta empresa se encuentran Alfredo Fernández y Alfonso López, que ya cuentan con experiencia en otras Startups de base tecnológica.

lunes, 6 de febrero de 2012

HALLAZGO ARQUEOLÓGICO EN VILADECANS

Noticia publicada en EL PERIODICO (6-2-2012)

Viladecans acaba de sumar una nueva pieza a su sin discusión ecléctico patrimonio arqueológico. Las obras de restauración de la ermita románica de Santa Maria de Sales, presa entre el cementerio de la ciudad, una fea estación eléctrica y la carretera de acceso a Sant Boi (vamos, la antítesis del bucolismo), han permitido descubrir unas interesantes pinturas góticas ocultas bajo unas pinturas renacentistas que, a su vez, estaban antes ocultas bajo otras pinturas de finales del siglo XVII.


En 1965, una excavadora que trabajaba en la extracción de áridos dio con dos cascos etruscos, tan raros y excepcionales como para que un traficante de piezas de la antigüedad se arriesgara a ir a la cárcel, como así sucedió. En el 2008, otras obras abrieron una ventana al cuaternario. De repente se asomó a la superficie una extraordinaria colección de restos de mamut. Las pinturas góticas, al lado de los cascos guerreros y de los colmillos de aquellos gigantes mamíferos lanudos, no parecen en principio la repanocha, pero, primero, son únicas en la comarca y, segundo, están en una ermita con un pasado cristiano bastante atípico, poco ortodoxo y lamentablemente desconocido.



La estructura original de la ermita fue levantada en el siglo XI sobre los restos de una antigua villa romana precristiana. Aquella finca original del imperio de la península itálica nació para el cultivo de trigo, pero pronto dejó esa actividad a favor de la producción de vino. De hecho, bajo los nichos funerarios y los cipreses situados tras el ábside de la ermita quedan restos ocultos de los depósitos en que se almacenaba el vino. Menudo argumento para una segunda entrega de Poltergeist, con espíritus piripis y todo eso.

El pasado de Santa Maria de Sales, no obstante, requiere seriedad, pues en 1275 se formó allí una comunidad de deodatas, etimológicamente mujeres entregadas a Dios. Allí, en un recinto religioso, residían como si fueran monjas tres o cuatro mujeres pero, atención, sin ser monjas. No usaban hábitos, procedían habitualmente de familias nobles e, inicialmente, gozaban de plena autonomía para gestionar las tierras y la producción vinculada a la ermita. Guillema y Gueraua de Queralt fueron algunas de las responsables de esa extraña forma de convivencia que no queda claro si surgió como un modo de acercarse a Dios o como un método para alejarse del hombre. La convulsa vida política y militar de la época permitieron que pasaran parcialmente desapercibidas, pero no para un obispo, Ponç de Gualba, que les puso la proa y batalló por restarles privilegios. Tuvieron primero que aceptar como norma la castidad y la obediencia para no ser expulsadas, pero, tras unas oscuras acusaciones de brujería, esa suerte de experiencia entre el feminismo medieval y la vida de amazona sin lanzas ni escudos terminó por desaparecer en 1333 o 1334.

Manuel Luengo, responsable del área de Patrimonio del Ayuntamiento de Viladecans, no solo relata con indisimulada fascinación las peripecias de las deodatas, sino que, como afortunado que ha sido a la hora de poder analizar las pinturas recién descubiertas, se aventura además a situar su realización en aquellos años de tan heterodoxa derivada del cristianismo laico.

«Las pinturas parecen contemporáneas a las descubiertas en 1961 en el Palau Aguilar de Barcelona», afirma. Se trata de un conjunto, el de Barcelona, que relata la conquista de Mallorca en una cruzada comandada por Jaume I. Aquel episodio bélico aconteció en 1229, pero las pinturas góticas, claro, no eran exactamente los periódicos de la época, así que aquella exitosa expedición no fue retratada en el Palau Aguilar hasta el año 1285, como mínimo.



Pues bien, la moda que lucen algunos de los personajes representados en la ermita de Santa Maria de Sales es demasiado similar a la del Palau Aguilar como para que ambas no sean contemporáneas, concluye Luengo.

Conviene, llegados a este punto, no crear falsas expectativas a los curiosos. La ermita de Santa Maria de Sales, un topónimo local que data como mínimo del año 985, esta hoy, de entrada, rodeada por una cerca y en obras. Si pese a esa advertencia se insiste en ir, hay que situarse en la plazoleta situada frente al viejo edificio románico y echarle imaginación. En primer lugar, comprender que la línea de costa no estaba en tiempos del obispo Ponç de Gualba tan alejada como hoy. Realizado ese ejercicio de abstracción topográfica, hay que suponer que el pasado romano fue visible durante siglos tras la caída del imperio. Por ejemplo, más o menos allí donde hoy hay un McDonalds había un horno romano de pan, lo cual, por cierto, pone en cuestión que la flecha del tiempo corra en la misma dirección en todos los campos de la humanidad.

Desde la pequeña cumbre en la que reposa la ermita podían divisarse, además, algunos escasos restos íberos y una masía de Sales que jamás ha sido localizada.

El edificio de la ermita, por su parte, ha sufrido diversas modificaciones a lo largo de la historia. La puerta principal no estaba en su ubicación actual. El ábside es del siglo XVI. El porche, pese a la inspiración de chiringuito de playa con el que parece haber sido construido, es del siglo XVII. En resumen, que la suerte no siempre ha acompañado a la ermita de Santa Maria de Sales. La última vez que la fortuna no le sonrió fue durante la guerra civil.

El recinto fue asaltado, pero como no había deodatas que mancillar, los quemaconventos tuvieron que conformarse con prenderle fuego a la talla medieval de Santa Maria de Sales. Seguro que ardió con facilidad. Era de madera. Por suerte, se salvaron las pinturas góticas que hoy, fruto del empeño del Ayuntamiento de Viladecans y el respaldo económico de la Diputación de Barcelona sobrevivirán para goce de los visitantes.